Una foto que detiene un instante

__IV0339_1

Una foto…

Una foto que detiene un instante. Un momento. Una porción del tiempo que de ser efímera pasa a ser eterna. Un sentimiento; la caducidad del tiempo siempre comiendo el terreno a la vida, sin tregua, sin aliento.
Playa de Balangan en Bali, Indonesia, es enero, y las puestas de sol en esa epoca son inimaginables, a veces. Los fuegos del horizonte se convierten en llamas de magentas que incendian las aguas, tiñendo la espuma de un color difícil de describir.. bueno no, tiene una denominación, pero puede que no la comprendas; MÁGICO.

Sigue leyendo

Atardecer en Balangan Beach

Balangan Beach Sunset

Si la belleza de un atardecer tiene asociado un nombre complementario este es Bali (Indonesia). Sus playas del oeste poseen la capacidad de ofrecer unas puestas de sol como en pocos sitios se pueden ver (aunque Ibiza tampoco se queda corta y la tenemos mucho mas cerca).

Balangan Beach es una de ellas; fué la primera playa que conocí en mi primera visita a Bali, cuando todavía no sabía que acabaría viviendo en esa isla unos meses más tarde.

Sigue leyendo

Atardecer en Ulluwatu

Ulluwatu Cliff

Dicen que la fotografía es arte, porque es muy próxima a la pintura.. Pintar con luz..

Si hay algo que tiene Indonesia es la luz… esa maravillosa luz que solo he encontrado en mi propia tierra, Valencia y que Joaquin Sorolla supo reconocer, plasmar e interpretar en sus pinturas.

La luz de Indonesia es dura, o mismo que la vida de sus habitantes, pero los atardeceres y los amaneceres son simplemente legendarios.

Sigo buscando por el mundo un lugar onde las luces sean como las de Indonesia. Las encontre en Goa en la India y espero hacerlo también en otras zonas del sudeste asiático como Myanmar, Vietnam, Tailandia, Taiwan o Filipinas, pero de momento Indonesia se lleva mi corazón en lo que aluces se refiere.

Ulluwatu es uno de los grandes santuarios de los surfistas de todo el mundo; aquí se reúnen los mejores profesionales para buscar olas de hasta 9 metros a veces. Al atardecer se puede ver la mezcla de locales quew se atreven a entrar en el agua tras la marea alta y los surfistas que salen de vuelta a los suburbios hippies dela zona para comentar el día como a ido. Nómadas de la vida al limite, sin techos que no buscan otra cosa que olas y sol, mercenarios de la libertad con una sola premisa; VIVIR.