Vuelo en globo sobre Bagan (Myanmar) I

Quiero contaros (o mejor, mostraros) una experiencia que creo mereció la pena: un viaje por el vacío lleno del aire donde pude sentir la ingravidez que incita al silencio.

Pare ello, me planteé como hacerlo; contarlo como si de un viaje más se tratara? hacer una narración de los hechos? simplemente mostrar las fotografías para que hablen por si solas?

Cualquiera hubiera sido una buena opción, aunque la última (como fotógrafo) quizá sería la mejor; dejar que las fotos os hablen, pero en este caso, sin una pequeña introducción que os sitúe mentalmente o imaginariamente en el lugar, os privaría de poder observar no solo con los ojos, sino también con la mente; así que he escrito algo como introducción y algun texto suelto de libros leidos que me llevaron hasta aquí: Bagan, la antigua ciudad llamada Pagan que albergó a decenas de reyes,además del tributo y respeto a dioses como Vishnu, Agni, Ganesh y maestros como Siddhartha Gautama.

Al final de esta entrada, os dejo también un video en 4K con los mejores momentos del vuelo en globo.

Espero que os gusten las fotografías, comprendáis el mensaje de las palabras y degustéis con los sentidos el video.

_EGF6425

Amanece en Bagan.

Llegar a la zona de Bagan es llegar atrás en el tiempo, poco asfalto, cero edificios y nada de modernidad, aunque sí con redes sociales y teléfonos móviles, Bagan también ha sucumbido a la evolución de la comunicación moderna.

Sin embargo, el otro Bagan, el eterno, el que parece dormido pero sigue atento al paso de las vidas, sigue estoica, esperando a que llegues y disfrutes, a que abras tu mente y te dejes llevar por la esencia y herencia indica. Primero los dioses del hinduismo y después el Budismo, hacen de esta zona un crisol de stupas, pagodas, monasterios y templos que engloban todas las tradiciones de la época, o mejor dicho, de las épocas, porque aquí se vivieron varias y muy diferenciadas. En otras entradas de este blog explico algunas ellas, este grupo de entradas las quiero dedicar a la experiencia de volar, de mirar y de disfrutar de la ingravidez que invita al silencio. Porque eso es lo que observé durante el recorrido, que todos los que estuvimos allí arriba, no hablamos, solo mirábamos y nos maravillábamos de lo que estábamos viendo, quizá intentando recuperar un pasado inimaginable para nuestra cultura o unas vistas de reyes caminando con sus séquitos a las puertas de los templos, o cientos de ciudadanos construyendo con fervor estatuas y pagodas. Tiempos que ya no volverán pero que han dejado unos testigos mudos para que saquemos nuestras propias conclusiones.

_EGF6378

Supongo que el momento de busqueda de respuestas en el que me encontraba, hizo que al subir al globo, todavia con poca luz en el cielo, hizo que recordara pasajes de los textos Hindios antiguos, de hace mas de 3000 años, que hablaban de la creación. Porque la sensación que tuve al volar por encima de Bagan, fue la de el visionado de una creación impulsada por alguna energia divina.

_EGF6412

La muerte no existía,
Tampoco lo inmortal,
entre días y noches
no había distinción.
Sólo el Uno alentaba
sin aire, de por si.

Ni aparte ni con Él,
nada existía aún.
Sólo había, al comienzo,
brumas entre tinieblas.
Agua indiferenciada
rodeada de vacío.
Mas el Uno surgió
merced al gran poder
de su ardor interior.

(RgVeda 10.129.2-3)

_EGF6408

_EGF6433

_EGF6438

“Hay un mantra que se recita acompañado al baño ritual en la Aurora y en el Crepúsculo, cuando el Sol queda en suspenso y parece que el tiempo se detenga. La Aurora simboliza el fundamento invisible de lo real. No es día, tampoco la noche: el origen del tiempo no puede ser temporal. En todo caso, la liberación es posible antes de que el mundo creado se disuelva”. (Upanisad, las correspondencias ocultas. Juan Arnau)

_EGF6426

_EGF6442

_EGF6454

“Soy como un jirón de una nube de otoño, que vaga inútilmente por el cielo. ¡Sol mio, glorioso eternamente; aún tu rayo no me ha evaporado, aún no me has hecho uno con tu luz! Y paso mis meses y años alejado de ti.
Si éste es tu deseo y tu diversión, ten mi vanidad veleidosa, píntala de colores, dórala de oro, échala sobre el caprichoso viento, tiéndela en cambiadas maravillas.
Y cuando te guste dejar tu juego, con la noche, me derretiré, me desvaneceré en la oscuridad; o quizá, en una sonrisa de la mañana blanca, en una frescura de pureza transparente”. (Rabindranaz Tagore. Gitánjali)

_EGF6479

_EGF6463

_EGF6483

“¿Dónde encuentra Vd. su identidad?», le preguntaron en una ocasión. Y el respondió: “Perdiéndola, no buscándola: no queriéndome aferrar a una identidad que aún no está realizada y que no se puede encontrar desde luego en el pasado, porque entonces sería una copia de algo viejo. La vida es riesgo; la aventura es novedad radical; la creación se produce todos los días, algo absolutamente nuevo e imprevisible”. (Conversación de Raimon Panikkar, filósofo, teólogo, ideólogo y escritor)

_EGF6484

_EGF6488

Y aquí os dejo el video; una parte del viaje con una música que os transportará a la sensación maravillosa de esa ingravidez que incita al silencio y la introspección.

“Volar por encima de Bagan, es vivir el sueño de la creación, de la combinación de las luces con las sombras, esa dualidad que tanto se refleja en nuestras vidas: Vivir, morir, renacer… un ciclo que nunca se acaba, y que aquí, bajo estos techos de arenisca y reflejados en la cara del Buda; el despierto, te ofrece una salida a esa rueda de la existencia cíclica. Vivir, morir… que es la vida en este infinito cosmos de la existencia? Quien soy? Quién soy ahora?, soy el mismo de hace un instante? que ayer? que hace un mes? un año?… Viajeros en una inmensidad vasta de espacio, recorridos sin acabar; vuelo sobre esta ciudad antigüa y mis anhelos de libertad van más allá de lo tangible y deseable, van más allá de las cosas, de la vida, de esta vida y de las demás… Quien soy?”
(Erwan Grey)

_EGF6505

“El sabio prudente, de mirada limpia y atenta, libre de mal y dueño de si mismo, sabe que él es el atman. En su caso, el atman interior gobierna al exterior. Por eso se dice de él que habita en el esplendor del sol y, desde su trono de oro, contempla la tierra, a la vez que se apacienta en la flor de loto que brota en su corazón”

(Upanisad, las correspondencias ocultas) Juan Arnau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s