El peso del tiempo

Older Lion in South Africa

Viejo.

Ya nadie se acordará de ti, de tus actos de valor, de tu ayuda, de tu protección, de tu cara y de tu manto.
Ya nadie recordará cuando caminabas altivo por la sabana, vigilando las fronteras de tu territorio y de los tuyos. Nadie se acordará de como jugueteabas con los cachorros y les aleccionabas sobre la vida que estaba por llegar, la vida dura, la de la sequía, la del viento cálido de verano, de las hambrunas y de como salir de ellas cazando. De las luchas jerárquicas.

Ya nadie se acordará.

Como te ha enseñado la naturaleza, esa sabiduría atávica e infalible, tu mismo te has separado dela manada, ya no quieres nada de ellos, ya no precisas de ellos, ya no los necesitas (ni ellos a ti). Te pasas el día en un rincón, dejándote morir, porque dentro de poco ya no podrás comer por t mismo, y aquí, la propia vida no te da opciones para seguir envejeciendo. Eres una vida que ya no sirve y lo que tu comes es mejor para los que acaban de llegar.

Te estuve observando dos días, y los dos días hacías lo mismo; de repente aparecías de entre la maleza y te ponías en un promontorio que te permitía ver a tu familia, no muy alejada de ti (o tu de ellos), y los mirabas como si eso te aportara el orgullo de decir – Yo fui su rey durante un tiempo). Pasabas alli largas horas, y cuando volvía a media tarde después de recorrer el parque, te volvía a ver en el mismo sitio, con la misma mirada, con la misma expresión altiva y digna. Con esa mirada regia que solo tu sabes mantener.

Me permitiste que reparara en tus detalles, con las heridas de tu nariz, arrugada y dañada, muestra de una vida difícil, tu pelo ya descolorido por el tiempo y la pobre alimentación, y lo que más me llamó la atención; tu boca caída con unos labios que ya no eran capaces de ocultar que tus colmillos ya estaban deteriorados y casi inexistentes, y tu sabias bien que sin tus dos colmillos, tu vida se acababa.

Sin embargo tu mirada… nada viejo, nada nuevo, todo profundidad, experiencia y sosiego. LA valentía del fuerte, del orgulloso, del que sabe que ha hecho lo que tenía que hacer. Tu mirada dice REY, DUEÑO, SEÑOR y ANFITRIÓN. Tu mirada sigue diciendo VIDA y lo más importante; LEGADO.

Reparé en algunos de los jóvenes leones de la manada y en alguno vi tu mirada, tu legado, tus genes, y probablemente el que ahora maneja la manada sea un hijo tuyo, porque tiene el mismo color de ojos que tu sigues manteniendo.

Hace unas semanas me llegó un email desde el departamento de vigilancia del parque:

“Estimado amigo. Byron ayer en la mañana en nuestra exploración diaria apareció muerto en el promontorio de la zona norte. No aparentaba daños físicos, parece que murió durmiendo de algun fallo interno por la falta de buena alimentación o deshidratación. Fue curioso que los leones machos no nos dejaron acercarnos para retirarlo, pero tampoco se acercaron, era como si velaran su vida o le mostraran respeto. Por la tarde cuando la manada se fue en busca de caza, lo retiramos, estaba extremadamente delgado, pero no nos dejo de impresionar su extraordinario tamaño. Este año cuando vengas te daremos algo que te gustará tener; le cortamos unos mechones de su melena que tanto te gustaba.”

Cuando vaya, no solo recogeré el legado de tu existencia física, sino que estoy seguro que cuando mire tu promontorio, quizá no te vea, pero seguiré sintiendo esa sensación en mi vello, que me estremecía y enorgullecía a la vez. Y donde quiera que estés, seguirás despertando el respeto y la admiración por donde quiera que vayas.

Hasta siempre Byron.

Foto:
1/100seg f/9.0
ISO 400
400mm

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s