El mundo que se acaba…

India

Hoy me han dicho que mostrara una fotografía para explicar lo que está pasando con el cambio climático y la noticia de la extinción de los 8 millones de especies estimadas en el planeta, entre estas 5,5 millones de especies de insectos, «entre medio millón y un millón de especies estarán amenazadas de extinción, muchas de ellas en las próximas décadas» según dijo ayer la ONU. La sexta extinción ya ha comenzado; la última fue la de la era de los dinosaurios.

El mundo se está acabando.. aunque sería mejor decir, estamos acabando con el mundo, pero si lo pusiera así, quizá muchos ni entraríais al post. Porque ya estáis cansados de leer estos titulares, y ahí radica el problema, os habéis inmunizado de tanta noticia, y estáis tan acostumbrados que ya ni os interesa.

Así que he decidido utilizar esta foto, la de un animal; un Búfalo de agua Indio, entre un mar de plantas verdes, que intenta mostrarte la libertad (a pesar de ser un búfalo domesticado). En la imagen puedes ver a un animal en un entorno natural, un animal que en toda su existencia como especie ha respetado las leyes de la naturaleza y no ha destrozado, expoliado, transformado y acabado con su entorno. Nosotros somos los únicos seres vivos que estamos cometiendo acciones contra natura, sin respetar las leyes universales y desobedeciendo a la madre naturaleza, la que nos trajo hasta aquí, esta esfera azul, verde y marrón llamada tierra.

Mira la foto; en los ojos de eeste bufalo verás la inocencia de la vida salvaje, la vida que respeta, que simplemente se dedica a vivir sin más, con un unico sentido, disfrutar dela existencia sin otro afán que la supervivencia. ¿que estamos haciendo nosotros? a que precio estamos “Sobreviviendo“?

El planeta avanza hacia un ritmo acelerado de extinción de especie que nunca antes se había visto. Es un proceso de erosión ambiental, inducido en buena parte por el ser humano, que no solo afecta a la merma de la biodiversidad, sino también a la pérdida de servicios esenciales que la naturaleza nos ofrece, desde la polinización, clave para los cultivos, a la depuración natural del agua o la regulación del clima. Podría decirse que la humanidad está generando una enorme deuda con la naturaleza que acabará pagando muy caro.

La desaparición de esta biodiversidad no solo afectará la naturaleza. Alimentos, energía, medicamentos, y demás beneficios que los hombres obtienen de la naturaleza, son fundamentales para la existencia y la riqueza de la vida humana en la Tierra y la mayoría de estos no son totalmente reemplazables», analizan los especialistas en el borrador del informe.

Por ejemplo, más de dos mil millones de personas dependen de la madera como fuente de energía, cuatro mil millones utilizan la medicina natural y el 75 % de los cultivos en el mundo requieren ser polinizados por insectos.

El uso de la tierra y los océanos (agricultura, explotación forestal, minas) y la explotación directa de recursos (pesca, caza) son los primeros responsables de esta sombría situación. Además se relaciona la pérdida de biodiversidad con el cambio climático, en la medida en que ambos fenómenos están acentuados en parte por los mismos factores, como el modelo agrícola en un mundo cada vez más poblado.

Ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de científicos del Instituto Woods para el Medio Ambiente de Stanford (EE.UU) y de la Universidad Autónoma de México (México) concluye sin lugar a dudas que nuestro planeta está comenzando una nueva etapa de extinción masiva que amenaza incluso la supervivencia de la propia humanidad. El estudio ha sido publicado en la revita Science Advances.

Los científicos utilizaron anotaciones fósiles y recuentos de extinción de varios registros, comparando una estimación muy conservadora de las extinciones actuales con la llamada “tasa de fondo” (la extinción registrada como promedio durante los últimos 60 millones de años) dos veces mayor que la utilizada anteriormente.

El trabajo evidencia que aun con estimaciones muy prudentes, las especies están desapareciendo hasta 100 veces más rápido de lo normal: si se permite que continúe, la vida tardaría muchos millones de años en recuperarse, y nuestras propia especie probablemente desaparecería pronto.

Foto:
Canon 1D Mark III
f/5.6 1/160
ISO 400
400mm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s