El faro Roncudo

Faro Roncudo

Cerca de Finisterre, en España en la zona de Galicia, en el Norte, se encuentra una de las costas mas dificiles y mortales de la epoca de antaño. En esa zona, los pescadores eran Balleneros y los Percebeiros daban su vida por llevar el pan a su casa; se encuentra el Faro Roncudo. El nombre de Roncudo viene del ruido ronco que hace el mar cuando rompe en estos acantilados. La sencillez del faro, construido en 1920 y con una altura de 11 metros, y el entorno, rodeado de piedras de granito y un paisaje agreste, lo hacen aún más misterioso.

 

Esa fuerza del mar y las características de las aguas hacen de estas rocas el lugar ideal para el famoso percebe del Roncudo, considerado el más sabroso de Galicia y que es extraído por los arriesgados percebeiros que luchan en esas condiciones extremas, de las que algunas veces salen mal parados, como indican las dos cruces que se ven a lado del Faro.

Es aquí en Roncudo el lugar donde acabaron sus días muchos otros barcos que navegaban por estas aguas y que no fueron capaces de sobrevivir a A Costa da Morte. Y muchos de esos naufragios dieron nombres a las piedras que rodean el faro. Debajo de las cruces está el Petón do Millo…¿por qué? porque un barco cargado de maíz naufragó allí y dió de comer a toda la población durante meses.

El día que tomé esta fotografía fué un fin de semana mítico. Era el año 2014 y se esperaba una ciclogénesis progresiva en el Norte, así que decidí marchar para fotografiar su llegada. En la fotografía si se entra en detalle, podréis ver como las hierbas a orilla de la carretera están literalmente doblegadas y pegadas a tierra, el viento era terrible, hasta el punto de que despues de terminar la serie de fotografías el filtro UV que llevaba el objetivo quedó rayado y dañado y tuve que tirarlo a la basura del salitre a presión que estuvo golpeando varias horas. La cámara iba protegida con funda de agua, menos mal…

Fue una fotografía difícil de hacer, por lo complicado de la luz en constante cambio por el viento y las nubes y sobre todo por el miedo que daba escuchar el mar rugir y el agua elevarse… Cuando se puso el sol, se desató una tormenta que se llevó techos de casas y destrozo una gran extensión de la zona. El cielo rojo ya avisaba de que se avecinaba un infierno.

De toda la fotografía me quedo con dos detalles; el haz de luz que dió de lleno en el faro llenándolo de luz en la fachada y las 2 cruces de los percebeiros muertos que daban fé del nombre de esta costa; “Costa da Morte”

Canon 1D Mark III
24mm
ISO 400
f/8
1/200

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s